dimecres, 13 de juliol de 2011

La tendresa dels ocells


"... y piensas por qué, qué extraña fuerza te empuja a alejarte de todo lo que quieres; del verde, del txiri-miri, o esa historia de amor inacabada… Piensas dónde está el valor, y no es la fuerza de hacer un viaje o escalar una montaña; el valor es renunciar a la compañía de las personas que quieres, a su afecto, su ternura.
Pero la vida está aquí, y el precio de la libertad es la soledad, y el precio de ser pájaro la esclavitud del viento."

"Bájame una Estrella", Miriam García Pascual



Núvols a la Vall d'Estós, juliol del 2011



1 comentari:

  1. El per què de moltes coses a les que no es troba sentit és molt simple. Hi són, i ens entestem a descobrir-les perque ens empeny una força interior inexplicable, o una follia a ulls aliens.

    "Porque está ahí". Esa fue la respuesta que George Mallory, harto de estar harto por tener que estar justificando su pasión por la montaña, le dio a un periodista que le preguntó por qué quería escalar el Everest. La cumbre más alta de la tierra sigue estando ahí, exactamente en el mismo sitio en el que la dejaron por imposible el 8 o el 9 de junio de 1924 Mallory y su compañero Andrew Irvine. Setenta y cinco años después, una expedición dirigida por Eric Simonson localizó el cadaver del montañero británico en perfecto estado de conservación, boca abajo, a unos 500 metros de la cumbre y con la tibia y el fémur de la pierna izquierda rotos.

    (Per endavant el meu somriure per haver "compartit")

    ResponElimina